Written by Silvia Misis

Una buena postura corporal disminuye los dolores de espalda

Cuando somos jóvenes no nos damos cuenta de que muchos de nuestros hábitos en ese momento, nos pasarán factura cuando seamos mayores. Desde fumar hasta comer mal, todo nos afecta. Eso sí, si hay un hábito (que cada vez es mayor) actual que nos va a pasar mucha factura dentro de unos años es la postura corporal a la hora de sentarnos y de andar. Es decir, poner la columna recta a la hora de estar sentados y no andar torcido.

Aunque parece muy sencillo, son muy pocas las personas que tienen una postura corporal correcta y que la mantienen durante muchos años. Debido al estrés que tenemos y a los irreales objetivos que nos marcamos en nuestras largas jornadas laborales, tendemos a perder el tiempo preocupándonos por tener una buena postura corporal. Pero lo cierto es que es un tema muy importante que debería preocuparnos a todos más y en el que nos deberían concienciar desde el colegio.

Y es que si tenemos una buena postura, vamos a ahorrarnos todos esos problemas de espalda y esa sensación de no poder ni dar un paso más porque no podemos doblarla.

Pero el principal problema es que no nos enseñan qué es una buena postura corporal cuando somos pequeños. Así que vamos a ver qué aspectos la constituyen:

En primer lugar, para tener una buena postura tenemos que tener la barbilla paralela al suelo, ya que si la tenemos para abajo significa que tendremos problemas en el cuello dentro de unos años. En cuanto a la espalda, tenemos que tener una postura que no sea ni muy curva, ni muy recta y procurar tenerla recta (no desviada hacia ningún lado) y tener los hombros bien nivelados a la misma altura. Las caderas también tienen que estar niveladas y tienes que procurar relajar los músculos abdominales. En cuanto a los brazos y las piernas, tienes que estar igualados y siempre a la mima altura y los pies siempre mirando hacia delante.

Una vez conocemos cuál es la postura corporal correcta, vamos a ver cómo podemos mejorar nuestra postura. Para ello, lo mejor es hacer ejercicios de equilibrio para conseguir eliminar nuestros problemas de postura y de equilibrios. Este tipo de ejercicios sirven para desarrollar fuerza sólo en las partes del cuerpo que hace falta y mejorar el equilibrio. Ejercicios de abdominales asimétricos vienen muy bien para reforzar la zona media y evitar caídas y posturas incorrectas. Es decir, para mejorar nuestra postura corporal tenemos que hacer ejercicios de fuerza abdominal y de equilibrio en general. De esta forma, conseguiremos tener la espalda mucho más recta y evitar esos problemas de espalda.

En definitiva, aunque tengas mil preocupaciones más importantes (o urgentes) que tu postura corporal, debes intentar no dejar de lado estas instrucciones que te estamos dando. Así que ya sabes, haz ejercicios asimétricos todos los días y verás como mejora tu postura corporal.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

cinco + 17 =