Written by Silvia Misis

¿Cómo cuidar un tobillo después de un esguince?

Si has hecho alguna vez deporte, sabes lo fácil que es hacerte cualquier tipo de lesión. Ya sea haciendo escalada, deportes de riesgo, fútbol o saliendo a correr por las mañanas… las lesiones en el cuerpo de un deportista están a la orden del día. Es muy probable que ya hayas sufrido más de una lesión en tu larga relación con el deporte, así que seguramente sabrás de qué te estamos hablando.

Hay muchos tipos de lesiones, pero si hay una lesión que es muy común y que ha afectado a la mayoría de deportistas del mundo, ésta es el esguince de tobillo. Algo tan simple como doblarse el tobillo saliendo a correr, te puede dejar un mes sin poder hacer ningún tipo de deporte y con un dolor increíble en la zona afectada.

Por este motivo, hoy vamos a darte una serie de consejos para que trates tu tobillos después de sufrir un esguince en él. De esta forma, podrás volver a tu rutina deportiva mucho antes y sin ningún tipo de miedo de que algo salga mal, ya que estarás tratando tu tobillo de la forma correcta.

Antes de empezar, debemos decir que existen tres tipos de esguinces de tobillo: Grado 1, Grado 2 y Grado 3, según el tipo de daño que tengamos en nuestro tobillo. Así que deberás cuidar tu tobillo de forma diferente dependiendo de cuál sea tu esguince de tobillo.

Pero entremos ya en materia, para cuidar tu tobillo después de un esguince tienes que seguir unos simples consejos que te ayudarán a erradicar el dolor.

1. Reposo: Si el esguince es muy grave, te recomendamos que estés las primeras semanas con el pie en alto y sin moverlo. En cambio, si el esguince que tienes es menos grave, debes mantener el pie en alto tan sólo unos días.
2. Frío local: Pero ojo, no tener el pie en alto no significa que se acabe el tratamiento en ese momento, ni mucho menos. El tratamiento va a durar mucho tiempo, y durante las semanas que tienes el pie en alto, debes aplicarte siempre un poco de frío local en el tobillo. La mejor forma de hacerlo es con una bolsa con hielos.
3. Inmovilización: Otro consejo muy importante para cuidar tu tobillo después del esguince es tenerlo bien sujeto con una tobillera o con yeso. De esta forma, te aseguras no hacer un mal movimiento que agrave la lesión.
4. Antinflamatorios: Y por último, siempre debes combinar lo dicho anteriormente con el consumo de antinflamatorios para que el esguince se cure antes.

Pero recuerda que estos consejos son solamente para cuidar el tobillo en casa. Siempre tienes que ir a un fisioterapeuta especialista para que trate tu tobillo y mejores esa zona mediante masajes. Además, recuerda no desesperarte con el tratamiento, ya que suele durar un cierto tiempo y aunque tengas ganas de salir a hacer deporte cuando notes que ya no te duele, debes de respetar los plazos de recuperación que te ha dicho el médico, ya que si no recaerás en un futuro cercano.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 + Doce =